MTC

Fundamentos de la Medicina Tradicional China

Para el pensamiento Chino, el Universo es un gran organismo, un gran sistema que está integrado por una infinidad de subsistemas relacionados y que funciona con un movimiento equilibrado fluctuante.

A dicho flujo que da origen al universo se le llama Tao. De la escisión de esta unidad primordial que es el Tao, se engendra la dualidad inicial, el Yin y el Yang. Para el pensamiento Chino, el ser humano es una réplica del universo.

Esta filosofía se basa en el Taoísmo y en el respeto a la leyes y ritmos de la naturaleza, única forma de mantener la salud fisica, mental y espiritual. Los textos clásicos nos hablan de ese respecto a las leyes del Tao, manifestadas en fenómenos de cambio, transformación, mutación.

La Medicina Tradicional China llegó a Occidente aproximadamente a finales del siglo XIX, parte de la Medicina China a la que nos referimos con la denominación “Tradicional”. Aúna lo físico y lo espiritual.  Desde los primeros contactos con esta medicina los países occidentales han tendido a ver en ella un modelo alternativo .

Ser-ÁNIMA

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

Los cinco elementos

Fuego, Tierra, Metal, Agua, Madera

Para la MTC, el cuerpo humano es un pequeño cosmos que funciona como el gran cosmos: el Universo. Durante miles de años, se ha observado cierta similitud entre el funcionamiento de los órganos internos y los cinco elementos, de sus cualidades de nacimiento y generación. La alteración de ese ciclo, provocan desequilibrio tanto en la naturaleza como en el cuerpo humano, que en este último, la aparición de de enfermedades.

El ciclo de nacimiento

La madera puede producir o alimentar el fuego, el fuego puede producir la tierra, la tierra engendra el metal, el comportamiento del metal en estado líquido es como el agua, que puede alimentar y nutrir la madera.

La relación de los cinco elementos con los órganos internos:

El Hígado tiene carácter suave y armonioso. Su energía es de expansión y ascendente, se asimila con la madera, al igual que un árbol, no le gusta estar en un estado de opresión.

El Corazón tiene carácter móvil y explosivo, al igual que un motor. Se asimila al fuego.

La Tierra, que tiene capacidad de producir y reconvertir los alimentos, se asimila al estómago y al bazo dónde se reciben los alimentos y los convierte en nutrientes para el cuerpo.

El Metal es sensible al calor y al frío. Se asimila al pulmón, que es vulnerable a los cambios climáticos, y en el que se aprecian fácilmente sonidos metálicos en la auscultación si existe alguna alteración pulmonar.

El Agua es la fuente de la vida, alberga la energía vital, se asimila a los riñones, y controla el Ying y el Yang de cuerpo, alberga el Jing, la esencia de la vida.

La aplicación de estos criterios a los órganos internos, nos permiten tener otra visión sobre las alteraciones orgánicas y las enfermedades, posibilitan otra visión de las relaciones entre causa y efecto.

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

Pérdida de peso

Control de las sensaciones de saciedad con MTC

La regulación de la ingesta alimentaria y el balance energético constituye un proceso extremadamente complejo cuyo funcionamiento y equilibrio es posible gracias a la acción de las distintas señales endocrinas del tracto gastrointestinal.

La hormona liberadora de tirotropina o TRH estimula, además de la liberación de tirotropina (TSH), la producción y liberación de prolactina en la hipófisis o glándula pituitaria. La TRH forma parte del llamado “eje hipotalámico-hipofisario”, que regula la secreción de hormonas tiroideas, la homeostasis energética y de la conducta alimentaria.

En el sistema nervioso central (SNC). Localizados en el hipotálamo, residen las estructuras responsables del control de las sensaciones de saciedad y de hambre en el organismo sano.

Tratamiento local de  grasa con ventosas

Independientemente de la zona que vayamos a tratar siempre se comienza por un masaje en la espalda con las ventosas, para activar y desbloquear los posibles bloqueos que pueda haber en los meridianos.

La terapia de las ventosas consiste en reunir la sangre para tratar la enfermedad, los bloqueos energéticos, la grasa acumulada, el exceso de líquido, etc.  

El efecto de la ventosa se basa en la activación de la circulación de la sangre hacia la superficie, movilizando de esta forma proteínas, purinas, nitritos, ácidos, etc, que pueden estar alterando la estabilidad de los tejidos. También moviliza los tejidos por la succión de éstos, produciendo la eliminación de adherencias. Asimismo, moviliza los tóxicos del espacio intersticial, eliminando anhídrido carbónico y otras materias de desecho. Vemos que principalmente su acción es la movilización de sangre y eliminación de tóxicos así como la movilidad de los tejidos.

La eficacia de las ventosas

  Elimina adherencias

  Calma el dolor

  Estimula el metabolismo

  Mejora la circulación sanguínea

  Genera calor en la zona facilitando la extracción de toxicidad (ventosa caliente)

  Elimina estancamiento

  Activa la secreción de fluidos

  Producen una congestión parcial, provocando la hemolisis, los glóbulos rojos se destruyen de modo que se libera la hemoglobina causando una estimulación positiva

  Como respuesta a la succión se promueve la presencia en la zona afectada de células defensivas

  Extrae toxicidad del tejido

  Aumenta la circulación sanguínea

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

Aplicaciones en grasas acumuladas

1º se aplica crema o aceite y desliza la ventosa por toda la espalda, sin pasar por encima de la columna.

En todos los tratamientos que realiza con esta técnica (de paseo) la succión correcta es la que al retirar la ventosa, en 10 segundos desaparece la rojez de donde se ha trabajado. Con esto se evita la flacidez.

Técnica estática

Se coloca la ventosa en una zona o punto de acupuntura y se deja actuar durante un máximo de 5 minutos  por zona. Se retira y se coloca en un nuevo punto.

Técnica de traslación

Para realizar este trabajo se necesitan 3-4 ventosas (recomendamos de pera). Se aplicarán en el orden establecido y se retiran en el mismo orden, ubicando las ventosas en un nuevo orden evitando así la aparición de hematomas o marcas en la piel.

Masaje con ventosa

Se coloca la ventosa en una zona o meridiano de acupuntura y se desliza (siempre con crema) sobre la zona a tratar. Progresivamente podemos aumentar la succión según tolerancia.

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

Ser-ÁNIMA