Tratamientos de Cromoterapia

Cromoterapia Ocular

La cromoterapia no es agresiva, (como lo son los medicamentos), sino que se trata de un inductor «natural» de adaptación del organismo a una situación patológica; es el propio organismo el que se trata y se cura a sí mismo. El uso de la cromoterapia, entre tantos, es para cicatrices y afecciones de la piel: Psoriasis, vitíligo, dermatitis atópica, etc. Muy efectiva en la terapia emocional, en niveles de estrés, nerviosismo, depresión afectiva estacional: S.A.D.

Es también la alternativa que permite al cuerpo hacer uso de su propio poder para contrarrestar numerosas enfermedades. Se basa en el uso de los colores para producir respuestas químicas y psicológicas,  ya que éstos tienen numerosas virtudes y beneficios para la salud.  Cada color, emite unas vibraciones que nos llegan de forma distinta y producen efectos diferentes, para encontrar el equilibrio de la mente y el cuerpo.

Ser-ÁNIMA

Cromoterapia para afecciones de la piel y cicatrices

La cromoterapia es un método de armonización a través de los colores; utiliza las unidades vibratorias de la luz. Consiste en proyectar unos rayos de color luminosos que se obtienen por el paso de una luz blanca que atraviesa unos filtros. Estos filtros seleccionan en la franja visible unas longitudes de ondas precisas que el ojo percibe como colores.

Los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades,  longitudes y ritmos de ondas diferentes. Ejercen una influencia física, psíquica y emocional de la que no somos conscientes generalmente y se utiliza para tratar enfermedades físicas y trastornos emocionales.  El verde es un color sedativo, disminuye la tensión sanguínea, calma el nerviosismo y la cólera. El azul es refrescante y genera un efecto de paz y tranquilidad. El violeta disminuye la angustia, las fobias y el miedo.

 

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

Al recibir un determinado color, el cuerpo genera una respuesta de defensa natural para contrarrestar su energía, lo que a su vez elimina la energía patógena causante del desequilibrio. El tratamiento mediante el color da resultados con extraordinaria rapidez y efectividad. 

La cromoterapia también se emplea para eliminar las formas de pensamiento negativas y a hacer silencio mentalmente y para  aumentar la creatividad. Extremadamente eficaz en la radiodifusión y almacenaje de formas de pensamiento y contra todo tipo de radiación.  En la cromoterapia tenemos una excelente opción terapéutica para acercarnos nuevamente a una medicina natural e inofensiva que brinda una atención holistica.

Regeneración de cicatriz con cromoterapia

Cromoterapia Somática

Regeneración de cicatriz con cromoterapia

El ojo humano cumple dos funciones: nos permite ver el mundo que nos rodea y nos ayuda a detectar la luz como un ente independiente. Se han documentado más de 100 funciones del organismo que tienen relación con la luz y la oscuridad (ritmos circadianos).  La luz al entrar en el ojo estimula nuestro reloj biológico del hipotálamo el cual controla y regula el sistema nervioso y  el sistema endocrino.

Cada uno de los colores estimula una energía orgánica deficitaria o bien calma un exceso de energía (calor, frío, humedad, sequedad). La radiación coloreada no actúa por su potencia de penetración, sino por su capacidad de integrarse en nuestro sistema de defensas fisiológicas.

Características de los colores según la cromoterapia

La cromoterapia proporciona la sensación de relajación, reducción de estrés y de pánico en personas envueltas en un ambiente de luces color violeta.

Rojo: ayuda a sentirse con más energía.

Verde: estimula el crecimiento por lo que ayuda en fracturas de huesos.

Azul: ayuda a bajar la presión sanguínea.

Índigo: ayuda a tratar enfermedades del oído, nariz y ojos.

Morado: ayuda en dolores de huesos

Violeta: ayuda en la fabricación de leucocitos

Amarillo: ayuda a estimular el cerebro

Naranja: ayuda a mejorar problemas de calambres, dolor de ligamentos, reumas y espasmos intestinales

Turquesa: ayuda a reforzar el sistema inmunológico

Contacto

     655 12 12 80

     976 29 24 97

info@ser-anima.es

En la facultad de medicina de Harvard, se ha realizado un estudio en la Unidad del Sueño en donde se analizan los efectos fotobiológicos de la luz, tomando como parámetros de control el estado de alerta, el rendimiento, niveles hormonales y la temperatura corporal. A través de sensores se graba la actividad cerebral en las diferentes situaciones lumínicas. Se ha comprobado cómo los ciclos del día y la noche afectan en la regulación de las emociones e inciden en ciertos trastornos afectivos como la depresión y en ciertas funciones básicas como el sueño; la luz es un componente externo que puede incidir en el estado de alerta de un sujeto, en la fatiga, en el estrés físico y emocional y en los trastornos del sueño.